Thursday, April 19, 2007

tuviste un amigo imaginario?


Bloo - Es un amigo imaginario de un pequeño de 8 años llamado Mac. Blooregard "Bloo" Q. Kazoo es una plasta azul con 2 ojos, una boca y una mala racha de suerte. Bloo vive en una casa ocupada por Mac, la madre soltera de el y su hermano Terrenced.

Desafortunadamente, un día la madre de Mac decide que Mac es demasiado grande para tener un amigo imaginario y debe decirle adiós a Bloo. Por suerte Mac se entera ede un lugar (en un comercial de TV) llamado La Mansión Foster para amigos imaginarios (“donde las buenas ideas no son olvidadas”).

El lugar era propiedad de una dulce pero excéntrica viejecita llamada Madame Foster quien originalmente abrió este lugar (una mansión victoriana con muchas habitaciones), por que no quería abandonar a su propio amigo imaginario llamado Mr Herriman. Ahora con la ayuda de su nieta, la Srita. Francis o “Frankie”, Madame Foster ofrece un refugio para seres imaginarios sin hogar (“quienes necesitan un lugar para vivir, socializar y hacer cosas”) y también ofrece servicios de adopción para niños que no tienen su propio amigo imaginario ( o que no tienen la habilidad para imaginar uno propio). Mientras tanto, siempre que Mac visite a Bloo todos los días, Madame Foster acepto no poner a Bloo en adopción.

Otros residentes de la Mansión Foster incluyen a Wilt, un tipo alto anaranjado y anoréxico que viste como un jugador de basketball no tiene un brazo y continuamente dice “Lo Siento”, Eduardo, una bestia salvaje y cornuda con pelo morado y colmillos quien tiene miedo de todo y todos, además es medio pocho porque dice frases en ingles, Coco un pajarraco con un plumero verde por pelo quien pone huevos de plástico lleno de sorpresas y solo puede decir una palabra Coco; Y por supuesto, Mr Arriman un gran conejo gris que viste un tuxedo, sombrero de copa y un monocle (para los que no saben esto es un lente de un solo ojo), quien habla de una manera refinada y ayuda a la Sra. Foster a manejar su peculiar establecimiento.

Se preguntaran de que rayos estoy hablando, SIMPLE, La Mansión Foster para amigos imaginarios, es una serie de dibujos animados de Cartoon Network que me encanta y no solo por sus personajes, que están muy curadas la verdad, si no por que me recuerdan a mis amigos imaginarios, sip yo tenia mis amiguitos imaginarios cuando era pequeña y no solo uno tenia todo un salón de clases de amigos.

Realmente no recuerdo esto, pero mi mamá y una tía me dicen que cuando tenia yo como 3 o 4 años siempre me la pasaba hablando sola y dibujando cosas y cuando me preguntaban que estaba haciendo les decía que estaba en clases y que estaba hablando con mi maestro o con algunos compañeros de mi clase imaginaria. Según me dices tenia nombres para todos los compañeros de la clase, pero no los recuerdan, pero a quien si recuerdan es el nombre de mi maestro TONY TONY SON.

Podrán imaginar que no recuerdo absolutamente nada de mi maestro imaginario, pero ay algo que si recuerdo por alguna razón, y es que mi maestro era Arquitecto y yo siempre decía cuando estaba pequeña que quería ser arquitecto como mi maestro tony tony son, y adivinen que HOY SOY ARQUITECTA, bueno intento serlo.

Lo que me trae de nuevo a la Mansión. Estará mi maestro tony tony son en alguna habitación de la mansión enseñando a sus pequeños alumnos imaginarios?, van a decir que es estúpido pero quiero creer que si. Es decir como una niña de 3 o 4 años sabe lo que es un arquitecto, por que según me dicen siempre me la pasaba dibujando casitas, como puede un niño imaginar a una persona totalmente distinta a él, crear toda una nueva personalidad de la nada.

Hoy en día ya no escuchas a muchos niños hablando con sus amigos imaginarios, creo que los de hoy necesitarían adoptar uno por que no tienen la capacidad para crear el propio los medios de comunicación se la robaron, pero espero que alguno de estos niños adopte a tony tony son por que recuerdo que era divertido.

2 comments:

S4Lm0n said...

chale yo nunca tuve amigos imaginarios, pero me la paso hablando solo, es normal eso? :S

Marcos Legaspi said...

maestros imaginarios? que loco.

yo no tuve amigos imaginarios, pero si hablaba solo... que loco!